Usted está aquí

COMUNIDAD PARTICIPATIVA

El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal creó el programa Comunidad Participativa, que busca involucrar a los ciudadanos interesados en la protección de los animales a través del Consejo Distrital de Protección y Bienestar Animal, mesas de trabajo comunitario, Instituciones y Comisiones Ambientales Locales -CAL-, coordinando y articulando actividades y estrategias locales para atender las problemáticas relacionadas con animales dispuestas en el Acuerdo 524 de 2013.

Consejo Distrital

Descargar el reglamento Interno Consejo Distrital de Protección y Bienestar Animal

Descargar el acta del Consejo Distrital 12 de diciembre de 2018

Descargar el acta del Consejo Distrital 28 de marzo de 2019

Descargar el acta del Consejo Distrital 30 de abril de 2019

 

Consejos Locales de Protección y Bienestar Animal

Es el espacio de participación ciudadana de mayor importancia en la localidad. En compañía de los referentes locales se identifican las necesidades, problemáticas y estrategias, y se crean acciones para la protección y el bienestar de los animales en los barrios.

Los Consejos locales tienen tres líneas de trabajo:

  • Fortalecimiento: A través del acompañamiento de las entidades distritales y locales, con el propósito de optimizar los proyectos y alcances.
  • Promoción y empoderamiento: Estrategia de convocar a la comunidad a participar de las actividades y procesos de formación en materia de protección animal, y preparar líderes en los barrios, convirtiendo a los ciudadanos en líderes activos.
  • Articulación y corresponsabilidad: Entre entidades de locales y distritales y los ciudadanos, involucrándolos en las acciones y soluciones que se implementen en favor de los animales.

LOGROS

  • 18 localidades se han integrado a los Consejos Locales de Protección Y Bienestar Animal aprobadas por la Junta Administrativa Local.
  • 60 consejeros locales se vincularon al programa en varias localidades.

 

¿QUÉ NO ES?

  • NO son espacios de rendición de cuentas.
  • NO son escenarios de quejas y reclamos, sino de articulación de soluciones.
  • NO son un “club de amigos”. Cada uno de estos espacios debe pasar por un proceso de convocatoria y elección democrática y participativa.
  • Los consejeros locales NO recibirán remuneración por su participación en los procesos, tampoco es una bolsa de empleo.
  • NO son espacios políticos cerrados, por el contrario, son grupos abiertos a toda la comunidad e ideologías.