Usted está aquí

Relacionamiento con perros: un camino que conduce al bienestar

Por: comunicaciones
Publicado el: Julio 2020
Las relaciones humano-animal tienen beneficios incalculables en los planos físico, psicológico y emocional que son reconocidos por expertos.

Bogotá, julio de 2020. Pocos conocen técnicamente lo que hace que los perros sean seres tan especiales en la vida de las personas. Lo cierto es que su reconocimiento como seres sintientes nos acerca a la comprensión del por qué y, no en vano, se han hecho acreedores del título de ¡mejor amigo del hombre!

La relación de las personas con los perros es tan importante que incluso participan en procesos de recuperación de pacientes con enfermedades graves, discapacidad física o cognitiva o como apoyo emocional, entre otros campos que siguen explorándose.

“Hoy la transformación de las intervenciones asistidas con perros se sustenta en que ellos han dejado de ser una herramienta u objeto dentro de un proceso terapéutico, para evolucionar al reconocimiento de que son seres sintientes y con esta perspectiva lo que se busca o comparte a través de la interacción humano-animal es bienestar,” explica Andrea Rodríguez, psicóloga especialista en neuropsicología y terapia e intervención asistida con perros.

“Cuando empezamos a darnos cuenta de que dicha interacción se moviliza hacia la búsqueda del bien común, comprendemos que los perros no solo intervienen en el mundo emocional de los humanos, comprendiendo sus estados anímicos, sino también en el mundo físico, neurológico y hasta en el manejo de problemáticas sociales, cuyo impacto se ha demostrado, entre otros, por ejemplo, en procesos de resocialización y cambio positivo en las formas de relacionamiento de los habitantes de calle con los demás”, agrega.  

El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal, en reconocimiento de los perros como seres sintientes, trabaja en la recuperación física, emocional y comportamental de cientos de animales que, como consecuencia de maltrato o producto de atención de emergencias veterinarias en calle, llegan a la unidad de Cuidado Animal (UCA), para ser atendidos por un equipo especializado de médicos veterinarios, etólogos, zootecnistas y otros profesionales. Estos animales pueden ser compañeros perfectos que transformen de maneras maravillosas la vida de las personas que decidan adoptarlos y ofrecerles una tenencia responsable a cambio de todos los beneficios de tener al mejor amigo del hombre en casa.