Usted está aquí

Un mono aullador rojo ingresó al Centro de Fauna Silvestre

Por: comunicaciones
Publicado el: Septiembre 2020
El primate de aproximadamente 6 meses de edad, presentaba lesiones en sus dientes y una condición corporal delicada.

Bogotá, D.C. septiembre de 2020. El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal trabaja diariamente por el bienestar de los animales silvestres que han sido víctimas del tráfico y la tenencia ilegal.

Uno de los animales recientemente ingresados al Centro de Fauna Silvestre fue un Mono Aullador Rojo de aproximadamente seis meses de edad, quien fue adquirido en el municipio de Maicao, en La Guajira, y posteriormente trasladado a Bogotá, según el informe de la Policía Nacional. Este mono fue recuperado en la Terminal de Transportes de El Salitre por la Secretaría Distrital de Ambiente y por miembros de la Policía, e iba a ser llevado por un ciudadano a la ciudad de Neiva en el departamento del Huila.

A su llegada al Centro de Fauna Silvestre, el animal presentaba una condición corporal delicada y se pudo establecer que le habían recortado los 4 colmillos, una práctica que realizan frecuentemente los comercializadores para reducir el daño a las personas por posibles mordeduras.

En este momento en el centro hay 7 primates aulladores, sumando a este nuevo pequeño mono. Esta especie en Colombia está distribuida en varias regiones de clima tropical y se caracteriza por tener una amplia vocalización, de allí adquieren su nombre. La extracción de la fauna silvestre de sus entornos naturales no sólo afecta al individuo sino al ecosistema en general, ya que especies como esta suelen ser dispersoras de semillas, lo cual ayuda a la renovación de los bosques, entre otras tantas labores que permiten mantener el ciclo de equilibrio en este entorno.

Actualmente el Centro de Fauna Silvestre alberga y le brinda atención integral y especializada a más de 800 animales que nunca debieron ser sacados de sus hábitats. El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal trabaja en diferentes iniciativas de cultura ciudadana para promover la protección y el bienestar de la fauna silvestre y hace un llamado a los ciudadanos para que no la tengan en sus hogares: “Tener un animal silvestre en calidad de animal de compañía es una decisión errada. Pensar en lo que sienten los animales silvestres es la mejor opción para combatir el rapto de estos de sus entornos naturales,” indica Angélica Rojas, médica veterinaria del IDPYBA.

Galería de imágenes de la noticia: