Usted está aquí

La experiencia de adoptar animales de compañía gerontes o seniles es mucho mejor de lo que se piensa

Por: comunicaciones
Publicado el: Mayo 2020
Actualmente hay 22 perros gerontes en la Unidad de Cuidado Animal del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal –IDPYBA, esperando una familia generosa que decida brindarles amor y cuidado por el resto de sus vidas. Hay muchos beneficios en la adopción de animales gerontes en cuanto a comportamiento, carácter, tiempo y adaptación.

Bogotá, mayo de 2020. El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal -IDPYBA invita a las personas interesadas en acoger un animal de compañía en casa a salir de algunos estereotipos que se trazan en materia de adopción. Los perros y gatos gerontes no son animales enfermos, sino que están viviendo una etapa más de la vida, como cualquier ser vivo, y pueden ser perfectos compañeros. Además, ellos también necesitan una oportunidad de tener una mejor calidad de vida y un hogar amoroso para el resto de sus vidas. Actualmente hay 22 perros con esta condición en la Unidad de Cuidado Animal del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal que pueden ser adoptados a través de la página Web: http://www.proteccionanimalbogota.gov.co/adopciones.

La relación con un perro de edad avanzada es, en ocasiones, menos difícil que con un cachorro. “Es bien conocido que el paso de los años trae consigo cambios físicos, metabólicos y psicológicos que hacen más fácil la convivencia. De alguna manera los animales gerontes demandan menos tiempo porque ya tienen experiencia y desarrolladas ciertas habilidades que les facilitan la adaptación,” asegura Alexander Estepa, médico veterinario y Subdirector de Atención a la Fauna del IDPYBA.

No todos los perros se hacen “viejos” a la misma edad. Esto depende del tipo, talla, y raza del animal. “Muchos adoptantes no saben de las múltiples ventajas de adoptar un perro geronte,” agrega Estepa.

 

Cuatro motivos de peso para adoptar un canino o felino geronte:

1- Educación. Los animales “viejitos” ya tienen el conocimiento suficiente y entienden cada una de las señales que su tenedor les da.

2- Comportamiento. Ellos ya saben actuar frente a diferentes situaciones. Entienden muy bien lo que significa un “no” y que hay acciones que no deben hacer.

3- Carácter. Los perros o gatos pueden sufrir cambios de acuerdo con su crecimiento. El carácter de un perro o gato de edad ya es definitivo.

4- Tiempo. Los perros gerontes no necesitan paseos tan largos como los perros jóvenes. Un perro viejito estará, por lo general, más que satisfecho con el tiempo que su tenedor pueda ofrecerle.

 

Nuestra invitación es a adoptar animales gerontes y recordar que en Bogotá todos los días son de adopción

#AdoptarNosCambiaLaVida